FACHADA VENTILADA (PARTE 1): CON CEMENTO-MADERA VIROC

Una fachada ventilada es en esencia, una segunda fachada, que forra a la estructura a modo de piel, y separada unos centímetros creando una cámara por la que el aire circula libremente.

De esta manera, la incidencia de los rayos del sol se concentra en el material de revestimiento, evitando el paso directo al interior de la casa.

La separación física entre revestimiento y estructura soporte se crea mediante la disposición de montantes o listones verticales. Esta disposición facilita el flujo de aire, que al calentarse dentro de la cámara, succiona aire frío desde bajo y lo libera por arriba a medida que se calienta y tiende a subir.

En el apartado estético o visual, una opción que recomendamos mucho es el acabado con placas de fibrocemento Viroc. Estas placas se fabrican mediante el prensado de serrín y virutas, residuos de la industria maderera, y cemento Portland. Por tanto, es un material en parte reciclado. ¡BIEN!

Su color puede ser gris, que es propiamente el del cemento, o también puede conseguirse con pigmentos de coloración (terracota, mostaza, antracita, blanco,…). Es un material resistente a la intemperie, imputrescible, no alterable, no comestible para insectos, e ignífugo. Además apenas requiere mantenimiento, ya que no se ha de repintar.

Una vez instalado, las placas se colocan respetando siempre una junta de separación mínima de 5mm entre ellas, para prevenir roturas por dilatación cuando la temperatura sube. El anclaje de las placas al soporte puede ser mecánico (con tornillería vista) o químico (mediante adhesivos especiales).

Desde Arquiblanc, recomendamos el uso de fechada ventilada como una solución para revestimiento de exteriores, sobre todo para ambientes y localizaciones cálidas como el clima Mediterráneo. En estos lugares, el mayor problema a lo largo del año, es combatir las altas temperaturas del verano y el calor directo de los rayos solares.

AQUÍ PODÉIS VER EN VÍDEO COMO SE EJECUTA

Se trata de una configuración de fachada relativamente económica, duradera, sostenible y eficiente energéticamente. ¿Qué más le podemos pedir?